A un mes de tu partida.

Dime abuela; cómo te han tratado en el lugar que te encuentras. Han pasado los días y apenas lo voy asimilando, te he visto en sueños allá en tu huerto, también cuando en la fiesta de “alguien” estabas en su cocina dandole de comer a tanta gente, la otra vez quedamos para hablar pero estabas ocupada atendiendo un parto, y yo necesitaba saber que hacer con mi hijo; pero abuela, has estado ocupada. Me mandaron a avisar que estabas bien, que vendrías pronto a vernos.

Hoy lo cumpliste; has venido a ver a tu bisnieto, desde la puerta me quedé contemplando tu cara de admiración y alegría, y no aguantaste las ganas y lo abrazaste. Pero casi me culpas por no estar en casa, porque mi mamá no pueda abrazarlo tampoco. Lo sé, iré pronto. Mientras lo tenías en brazos le hablaste de tantas cosas, y él se quedó en silencio escuchando; al final te sonrió…

Han pasado tantas cosas, pero siempre te he visto en mis sueños de algún modo; pero aún no me cuentas como te están tratando, yo lo he visto todo en un mundo gris, y quiero saber, cómo te ha ido.

Pd: siempre tengo una silla reservada para ti.

#Ies #AMiMamagul

Anuncios

Pasión emergente

Desde mi cuarto escuchaba su canción, al parecer trataba de decirme algo, la chica tenía rato afuera subiéndole el volúmen a su celular.

Al dia siguiente dada mi curiosidad me acerqué a platicar con ella, no me imaginé lo bonita que estaba. Pasamos unas cuantas horas conversando, hasta que se nos atravesó la idea se ir a por un café, luego de pasar al cine; quién iba a imaginar que todo sería tan rápido.

No nos dimos cuenta de la hora, le pregunté sobre las canciones que escuchaba mientras regresabamos al departamento, me invitó a pasar y ahí empezó todo…

Mientras pasó a cambiarse, permanecí en medio de su departamento observando su decoración; no pasó mucho tiempo cuando salió de su habitación tan bella y sensual, con su lengua viperina provocandome una pasión candente, tan emergente en tan corto tiempo; al morder sus labios supe lo que venía a continuación, me acerqué para besarla con intensidad, bajando lentamente la prenda que apenas se había puesto, mientras acariciaba su cuello con mi lengua, mi mano bajaba por ese caminito a su perdición. Al erizar su piel cambié de táctica, sus pechos blancos y redondos sé mostraban más rigidos entonces mi lengua lo disfrutó.

En ese lugar de deseo, tan húmeda y caliente pasaron mis dedos. En el momento de suplicarme por brindarle ese placer, la acerqué a la cama y con sus piernas en mis hombros bajé a su centro más recóndito y con mi lengua en su clítoris le hice implorar para que pidiera una vez más que la penetrara. Entonces la embestí como una fiera salvaje, tan lleno placer, para después caernos rendidos al llegar al climax…

#Ies

Su tren ya se marchó: Mi MAMAGUL

No me quiero ni imaginar los días grises de mi madre. Cuando sola se sienta a comer y no tenga ganas, porque no tendrá su compañía; no me quiero ni imaginar cuánto tiene que soportar para olvidar todos esos momentos. 

A mi me cuesta sobrellevar este dolor por la pérdida de mi “mamagul”, con quien convivimos tantas cosas, me cuesta porque observo fotografías donde la veo tan bien, donde sonríe, donde aparece viendo películas, o simplemente estar en su huerto…

Todo eso, es lo que No puedo olvidar; y tal vez lo asimilo un poco porque permanezco aquí lejos de ese dolor y vacío que dejó en casa. Pero sé que el día que vuelva  me inundaré en llantos porque me será dificil soportar que ya no esté esperándome a la puerta. Que diga ~ hay viene mi hijo, o que le diga a mi madre que me espera para comer, porque sabe que le he llevado quesillo, pan, pescado seco, además; algunas chucherías, que sé además le encantaba. Ni que decir de los dulces, o que abriendo mi bolsa de casualidad se ha encontrado alguna galleta, aunque no sea eso, sino que lo he puesto ahí para que lo comiese.

Lo compartía con mi madre, aparte de que tenía que dejar para mi papá y para Alexis. No importaba cual lluvia pero también tenía que ir de mi tía Rosario para dejarle pan, Chile y tomate…
Y cuando compraba carne de pollo, se iba corriendo a dejar un plato de caldo para Amador. Tantas veces también, servía la carne frita de puerco pero mi mamá le impedía que se los llevara porque era un mal para la salud de mis tíos; aunque ella decía que con un poco no pasaba nada. 

Cuando veía alguna novela en la TV se lo contaba a mi madre en la cocina y ella no entendía; porque al parecer Pacheco se peleó con Barbie por Tatiana. Amor en custodia era la telenovela que Lily le ponia en la computadora, adquirió los DVD’s ya que eso le habia gustado bastante a Mamagul cuando apenas se veía la tele…

Después de la contratacion de cable, ya podía ver lo que veian los demás, entre semana con Alexis veía Fútbol, cuando llegaba Karen y Marvin a la casa se adueñaban del control y veían caricaturas Paw patrol, peppa pig y ahí estaba ella. Luego, los fines de semana cuando llegaba Edgar veia peliculas de Acción, y Mamagul como que se iba a su cuarto y se quedaba pegada a la puerta para ver, hasta que Ega le daba una silla y se sentaba… Admirada por cada acción.

#IES #MiMamagul #ContigoSiempre